Medidas previas y medidas provisionales

En los casos de crisis familiares, entendiéndose tanto las crisis matrimoniales como las crisis en parejas no casadas con hijo, o crisis en parejas de hecho, cabe la adopción y establecimiento de ciertas medidas que regulen aspectos de carácter personal, paternofilial y patrimoniales.

La adopción de estas medidas pueden ser acordadas en distintos momentos de las crisis familiares, siendo:

Medidas previas

Aquellas medidas que pueden adoptarse antes de la presentación de la demanda de divorcio, nulidad o separación. La eficacia de estas medidas, una vez acordadas por el juez, es inmediata, aunque estarán condicionadas a la presentación de la demanda. Se dispone de un plazo de 30 días, de modo que si no se presentara la demanda, las medidas adoptadas quedarán sin efecto.

En cambio si la demanda de nulidad, separación o divorcio se presentase en plazo, los efectos de las medidas previas adoptadas se mantendrán a lo largo de toda la primera instancia, hasta la conclusión de la misma, mediante sentencia o por otro medio.

Medidas provisionales simultáneas

Estas medidas son cautelares, al igual que las medidas previas. La diferencia es que estas medidas serán planteadas simultáneamente con la demanda de nulidad, separación o divorcio y siempre y cuando no se hayan adoptado unas medidas previas antes de la interposición de la demanda.

La eficacia de la resolución judicial donde se acuerden estas medidas de se extenderá a lo largo de toda la primera instancia, hasta la conclusión de la misma mediante sentencia o bien por otro medio, como puede ser un acuerdo entre las partes.

Tramitación

  1. Si son medidas previas, se presenta una demanda, y si son medidas provisionales simultaneas, se presentarán a la vez que la demanda principal, ya sea en el mismo escrito o en un escrito aparte. En ellas se piden las medidas relativas a:
    • Guarda y custodia de los menores.
    • Régimen de visitas, comunicación y estancia.
    • La atribución de la vivienda familiar.
    • El mobiliario y el ajuar familiar.
    • La contribución a las cargas familiares.
    • El régimen económico matrimonial.
    • La atribución y administración de los bienes en su caso.
  2. Las partes serán citadas a una vista (que será anterior a la vista de la demanda de nulidad, separación o divorcio) en la que se discutirán las medidas que deben ser adoptadas hasta que haya una sentencia en el procedimiento principal de nulidad, separación o divorcio.
  3. El tribunal dictará una resolución en la que se recogerán todas las medidas que las partes deberán acatar hasta que haya una sentencia en el procedimiento principal.

Las medidas previas y provisionales son imprescindibles en los procedimiento de nulidad, separación o divorcio, los cuales se pueden llegar a alargar mucho en el tiempo y tanto las partes como, sobre todo los menores, necesitan que se fijen una serie de requisitos que regulen la situación en la que se encuentran.

Valoración: 

5
Average: 5 (8 votes)